José Luis Roces

 

jlroces@arnet.com.ar

 

Biografía.

Nació en la ciudad de Santa Fe el 5 de agosto de 1956. Es arquitecto, artista visual y docente. Ha realizado: Estudios en capacitación superior en pintura, dibujo y grabado.
Realizó capacitación básica en alemán, seminarios de posgrado en filosofía del arte, morfología, estética y epistemología.
Ha dictado charlas y cursos de grado y posgrado en establecimientos terciarios y universitarios. Y tiene una participación activa en diferentes eventos como paneles y mesas redondas.
Es Delegado del “Fondo Nacional de las Artes” en la provincia de Santa Fe, ex-miembro del “Centro Transdisciplinario de Investigaciones de Estética” y ex-Regente de la Escuela de Diseño y Artes Visuales del Liceo Municipal de Santa Fe.
Desde el año 1986 es docente en establecimientos terciarios y universitarios. Y en talleres y materias teóricas de arte y diseño.
Actualmente dicta clases como profesor titular en algunas cátedras del Liceo Municipal de Santa Fe y en la F.A.D.U. (Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo) Universidad Nacional del Litoral.
Ha escrito ensayos sobre estética del diseño y el arte para publicaciones (libros, revistas, suplementos culturales y material didáctico).
Ha participado como jurado en diferentes salones de arte y diseño, provinciales y nacionales.
Ha obtenido premios y distinciones en diferentes salones y realizado más de ochenta muestras individuales y colectivas, nacionales e internacionales, en diferentes museos, salones y galerías privadas (desde el año 1984) en Argentina, Alemania, España e Italia.

 

Sus obras.

 

Sobre su trabajo.

La alternativa de indagar en el arte contemporáneo tiene múltiples aristas que hacen del destino de las obras de los artistas actuales un rico panorama desde donde trabajar, conocer aprender y disfrutar.
La posibilidad de aportar algo personal a este mundo hace que mi consideración estética se base fundamentalmente en objetos inútiles, pero cargados de una simbología personal donde se ha eliminado lo máximo posible la narración como cualquier otro mecanismo de textualizar la producción.
Quedará, así, para el espectador, el mirante, el observador o como se lo quiera llamar; la posibilidad de construir sentido sobre estos objetos y particularizar su propia interpretación como sujeto deseante.